Archivo por meses: agosto 2016

Del Cuponing al Pensioning

En 2008, Andrew Mason revolucionó la historia del marketing  al ofrecer en su página web por primera vez la venta de cupones de consumo en masa, había nacido el cuponing. A España llegó en 2010 de la mano de Groupon.

En estos momentos, la empresa española PENSUMO ultima el lanzamiento de un catálogo (online y en papel) en el que al adquirir los artículos que aparecen en él, el consumidor conseguirá aportaciones para su Plan de Ahorro (pensión).  Desde un bolígrafo hasta un coche, miles de artículos que acumulan dinero para tu jubilación. Marcas conocidas con el precio habitual u ofertado, pero con aportación a tu Plan de Ahorro. Pagas como quieras en la web de venta online, y un poco de dinero para tu pensión. Cada día, durante años.

¿Te imaginas? Desde que te levantas de tu colchón comprado en el catálogo Pensumo, y desayunas tus galletas compradas en la web de alimentación asociada al catálogo, las vacaciones, el premio por no tener siniestro en el seguro del coche, la bonificación por reciclar vidrio… Esta es una de las portadas que se baraja y tendrá una vigencia de seis meses.

portada generica

 

Pensumo proyecto europeo

Los puntos son del siglo pasado.

A pesar de su antigüedad, el catálogo sigue siendo un formato muy utilizado y que tiene casos de gran éxito como el famoso catálogo de IKEA. El secreto de su éxito está en la comodidad, el anonimato, la recepción de la mercancía en el domicilio… y ahora en el ingreso de dinero para tu pensión.

A partir de ahora, cuando oigas la palabra “Descuento”, piensa en un ingreso para tu pensión.

Equipo Pensumo

Ahorrar para la pensión con tu compra diaria.

Pensumo lanzó hace tres años este sistema para aseguradoras, comercios y consumidores y ahora busca inversores.

José Luis Orós y Nacho Forastieri en el CIEM

José Luis Orós y Nacho Forastieri en el CIEM

Ahorro para los que no pueden ahorrar. Así resume José Luis Orós, impulsor de Pensumo, el sistema de pensiones diseñado para acumular dinero para la jubilación en cada compra, desde pan a gasolina, o acciones como ir al punto limpio. La idea surgió «observando las promociones de venta y pensando qué es lo máximo que le puedes dar a tu cliente», explica Orós, que trabajaba en la gran distribución. Pensó en las dos grandes preocupaciones de los consumidores, la hipoteca y la jubilación y eligió la última. La originalidad ha sido premiada en varios foros ‘insurtech’, de firmas tecnológicas del sector asegurador, surgidas tras las ‘fintech’ de la banca. El sistema se basa en una aplicación para el móvil que echa dinero en el plan de pensiones cada vez que se hace la foto de un tique de una tienda. Nacho Forastieri, Jesús Sanz Carbó y Roberto L. Ferrer forman parte de la firma que logró el apoyo de una aseguradora y tiene un proyecto piloto en Borja. Ahora busca inversores para crecer. «Las aseguradoras saben que tienen que cambiar, pero no han hecho el cambio», dice. «Algunas solo saben de ti una vez al año, cuando pasan el recibo», lamenta. Defiende que su sistema ofrece ahorro para el cliente, más información sobre este a la aseguradora y ayuda a fidelizar a los comercios.

B. Alquezar (Heraldo 15/08/2016)