Archivo por meses: octubre 2016

Seguros y economía circular

La economía circular aboga por la utilización eficaz de los recursos con el fin de generar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador (Estrategia Europa 2020 Comisión Europea). Ante un planeta de recursos limitados, el Parlamento y el Consejo Europeo pretenden crear el marco político y normativo adecuado que realice los cambios e innovaciones necesarios dentro de una economía eficiente y con baja emisión de carbono.

Por ello, se acepta ya, que tanto los productos, como los materiales, se deben mantener en el ciclo económico el mayor tiempo posible de forma que estos recursos pero también los servicios, residuos, materiales, agua, energía… sean ciclos cerrados con una reutilización permanente.

El caso es que existe un recurso material (bastante importante) que parece permanecer al  margen de estas tendencias: el dinero.

Por un lado, la ortodoxia más pura se mantiene en la máquina de fabricar dinero, o al menos eso creemos, porque las políticas de emisión de moneda son de las cosas más secretistas que existen en la conciencia colectiva.

preguntas pensionesY así, pensamos en el reaprovechamiento de los recursos naturales y en la racionalización de los recursos humanos, pero no en la racionalización (que no “doble uso”) del dinero, que parece ajeno al requerimiento de esa eficiencia. Parece que en economía todo es revisable menos el factor moneda. Y cuando pensamos en economía circular y moneda, lo hacemos en términos de sustitución: el bitcoin, las monedas locales piratas, pero quizá no haya que ir tan lejos… y eso a pesar de la desconfianza en el sistema financiero.

Las aseguradoras tienen, en principio, las características como para entrar plenamente -y con fundamento- en los entornos de Economía Circular, ya que sus fines son ofrecer cobertura a los riesgos económicos dentro de unos principios técnicos que aunque se redactaron en el siglo XX, son proyectables hacia los paradigmas del mundo insurtech y cuando se hablaba de individualización, selección y división de riesgos, probabilidad o número de siniestros, no hacemos otra cosa que pensar en segmentación y bigData.

La frase tan usada hoy de “medir para reconocer y gestionar” encaja de manera apabullante en el sector del seguro y en el reto que se afronta está en adecuar los recursos humanos y técnicos a estos requerimientos: buscar nuevos modelos de negocio que incidan en la customización de los productos de acuerdo a las necesidades reales de los clientes. Pero sobre todo -y de ahí todo el rollo primero de la economía circular-, en tener la capacidad de que los asegurados son en estos nuevos ciclos económicos, pagadores pero también receptores de estímulos económicos de acuerdo a su actividad medida.

Desde el 20 de septiembre, entre las propuestas del programa “Innovation Deals” de la Comisión Europea (32 entradas de 14 países que intentan eliminar las barreras normativas y regulatorias de los mercados nacionales), asoma el “Derecho al Ahorro”, la única propuesta del sector Insurtech, que casi queda engullida entre tanta propuesta circular de aguas fecales y abonos orgánicos.

José Luis Orós  – Fundador de Pensumo -

Nuevos factores en la decisión de compra: nuevas formas de revolucionar el mercado

Durante décadas, las universidades y departamentos de marketing de las empresas, habían tenido claro cuáles son los factores que influyen en la decisión de compra del consumidor final: precio, calidad marca, proximidad, ubicación del producto… Esto se comenzó a complicar un poco en el momento que nació el ecommerce. Así empezaron a tener importancia otros factores como: envío gratuito, posibilidad de devolución, valoración de otros consumidores… En cualquier caso la presencia de estos nuevos factores y otros, no deja de ser una actualización de la situación anterior, es decir, cuando decimos que en la compra online influye una “navegación fácil” estamos trasladando la situación de “tienda ordenada y bien surtida” del comercio físico.

Actualmente para comprender este proceso decisivo de compra se tienen en cuenta otras cuestiones como: el tipo de consumidor (consideraremos aquí tan sólo al consumidor final), quién participa en el mercado o qué tipo de necesidad satisface. La respuesta a estas preguntas se ofrece tras tener en cuenta los factores culturales, factores sociales (roles),  factores personales (estilo de vida).

Pero el presente ya está obsoleto. Los consumidores de hoy -que son los mismos de ayer pero con nuevas necesidades- tienen nuevas necesidades permanentes que el Mercado debe resolverles con originalidad y determinación. La mejor manera de fidelizar a tu cliente es sorprenderle continuamente.

indicadores de Bienestar social2

Si el problema común de una mayoría de los consumidores es su incapacidad de ahorro futuro para la pensión, y las Administraciones públicas carecen de recursos para enfrentarse adecuadamente a este problema, deberá ser el Mercado de bienes de Consumo y también el Mercado Financiero, quienes den un paso al frente e incorporen incentivos económicos por compra (céntimos la mayoría de los casos) que “viajen a futuro” de su consumidor: A productos de ahorro garantizados y rentables. El pensioning pide paso, mientras grandes anunciantes se empeñan en gastar dinero para campañas que invitan a sorteos u otras intrascendencias… Empecemos a dar valor a las propuestas de auténtica RSC que procuran el beneficio de todas las partes: del usuario, del mercado y de la sociedad.

O eso o nos quedamos mirando cómo se desmorona nuestro felicísimo Estado del Bienestar…

José Luis Orós

Economía Circular y pensiones

El concepto de Economía Circular hace referencia hasta ahora a aspectos relacionados con los productos y el consumo en el sentido de reducir, reusar y reciclarlos al máximo. Los residuos se convierten en recursos, se elaboran nuevos productos con ellos, tienen una segunda o tercera vida, cuando su vida útil finaliza se aprovechan energéticamente…  diez son estos principios esenciales.

Todos los partidos políticos en sus programas electorales, lo incluyen o hacen referencia en mayor o menor medida a estas propuestas sostenibles que en buena parte se rigen por las decisiones de la Comisión Europea en esta materia en 2014 y 1015.

Pero el enfoque que tenemos de estos ciclos circulares ha sido hasta ahora muy rígido y monotemático; hablamos de materiales pero la Economía es muchísimo más. A mi me gustaría por ejemplo, traducir a economía circular en tema (y gran problema) de las Pensiones.

  • Principio del retorno económico: Cada compra-venta en el Mercado que realice, puede tener una micro-aportación en la pensión del comprador (e incluso del vendedor).
  • En una economía circular pura, se premian las acciones sostenibles medibles: el reciclaje, el consumo cultural, el ahorro energético, la seguridad vial, la práctica deportiva… porque la RSC de las corporaciones consiste en premiar los comportamientos sostenibles.
  • Los capitales que se van generando tras miles de compras y acciones sostenibles se invierten en Fondos Responsables, desde empresas rentables con los más altos estándares de RSC hasta microempresas de reinserción laboral, etc.
  • Derecho al Ahorro: las administraciones públicas, dotarán a los ciudadanos de la tecnología necesaria para realizar la medición de su actividad y acceder a las microaportaciones económicas por parte del entorno.

A muchos empresarios les entra la risa floja con el discurso buenoide que hacemos los expertos y promotores de la RSC. Por ello, es conveniente ir más allá de reciclar materiales y pensar también en hacer circular y sostenible el circuito del dinero… haciendo pensioning por ejemplo…

Jose Luis Orós  -Creador de Pensumo-

economia circular pensumo